lunes, 26 de junio de 2017

ESQUELETAJES IMAGINADOS



    


    Mi padre miraba las fotos recortadas de las revistas de decoración o del corazón y junto al tapicero esbozaba el esqueletaje del sofá o del sillón. Yo era un chiquillo que bajaba al taller a jugar con las maderitas o a llevar sacos de recortes al horno de la calle, allí aun se cocía el pan a leña... tiempos pasados, el horno ya no existe, mi padre falleció pero yo sigo haciendo lo mismo, imaginando los esqueletajes que hay bajo las fotografías que ya no se recortan de las revistas, ahora se imprimen desde los ordenadores o se miran en el móvil.
   Pero en mi taller de esqueletaje el tiempo parece haberse detenido, conservo las maquinas de mi padre y las tijeras con las que recortaba el cartón para hacer las plantillas.
 
                                                         
 
 
 
 
 

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario